Blog

Amparos de salud: todo lo que necesitás saber para hacer valer tu derecho

El amparo de salud es un recurso legal con resolución inmediata, previsto para situaciones que exigen la intervención urgente de un juez con la finalidad de proteger el derecho a la salud.

Amparos de salud: todo lo que necesitás saber para hacer valer tu derecho

¿Qué es un amparo?

Un amparo es un proceso judicial orientado a resolver rápida y eficazmente cualquier caso de vulneración de derechos o garantías constitucionales por actos u omisiones de autoridades públicas o privadas, de manera actual o inminente. Sólo puede recurrirse a esta acción una vez agotados todos los medios idóneos para restablecer un derecho fundamental, como es el derecho a la vida, al trabajo y, por supuesto, a la salud.

¿Qué es un amparo de salud?

Como bien lo indica su nombre, un amparo de salud es una herramienta legal que puede interponerse cuando el derecho a la salud es lesionado, restringido, alterado o amenazado, con arbitrariedad o manifiesta ilegalidad frente al incumplimiento, demora o postergación indefinida de servicios prestados por parte de obras sociales, empresas de medicina prepaga o cualquier otra clase de institución de salud, e incluso por el propio Estado.

Se trata del recurso más ágil y eficiente para recuperar el ejercicio de un derecho que está garantizado en la Constitución Nacional, los tratados de Derechos Humanos, la Convención sobre discapacidad, los derechos de los niños y en toda norma local que respalde el pleno derecho a la salud.

¿Cuáles son las causas más comunes por las que se recurre a un amparo de salud?

Aunque los motivos pueden ser muy diversos, los amparos de salud suelen presentarse en aquellas circunstancias en las que una obra social o prepaga se niega a brindar al afiliado las prestaciones médicas correspondientes como, por ejemplo, coberturas en instituciones especializadas o clínicas de rehabilitación, tratamientos para fertilización o enfermedades crónicas, autorizaciones para estudios de alta complejidad, medicación, prótesis, cirugías, traslados e internaciones, entre muchas otras.

En ciertos casos, el amparo de salud también puede ser dirigido contra el Estado.

¿Quiénes pueden presentar un amparo de salud?

Puede hacerlo toda persona física o jurídica, a quien se le niegue o condicione el ejercicio del derecho a la salud, a través de un abogado. El amparo de salud debe presentarse por escrito en sede judicial o tribunales. Si el demandante no puede realizar los trámites pertinentes por sus propios medios, tiene la posibilidad de designar a un apoderado para que actúe en representación suya.

Por su carácter de urgencia, un amparo de salud puede presentarse en cualquier momento del año, incluso en plena feria judicial, es decir, cuando los tribunales están de vacaciones.

¿Qué documentación se necesita para iniciar un amparo de salud?
  • Fotocopia del DNI del titular de la prestación.
  • Carnet de obra social del titular, si aplica.
  • Orden médica del tratamiento o prestación a solicitar.
  • Historia clínica que indique patología y evolución del paciente.
  • Certificado de discapacidad, si aplica.
  • Respuestas recibidas ante las reclamaciones.
  • Cualquier prueba adicional que resulte relevante.

 

¿Cómo se determina el costo por un amparo de salud?

En caso de que el amparo de salud persiga una finalidad económica, los honorarios se fijan según la escala, que oscila entre el 12 y el 33%, en función de la cantidad de dinero en juego, y de acuerdo a pautas de valoración aplicables, dentro de dicha escala. A esto se agregan los honorarios que correspondan por la representación en juicio, que alcanzan un máximo del 40% adicional sobre lo anterior.

Por el contrario, si el amparo de salud no tiene un valor económico directo, y por ende no puede fijarse por escala, el honorario mínimo es de 20 Unidades de Medida Arancelaria (UMA), además de lo que corresponda por la representación en juicio. Según lo establecido por la Acordada 1/2021 dictada por la Corte Suprema de Justicia, el valor fijado para la UMA es de $3.862 y está vigente desde el 1 de noviembre de 2020.

¿Cuánto tiempo dura un trámite de amparo de salud?

Si, por regla general, un juicio común lleva unos 2 años de duración en promedio, un amparo de salud es mucho más ágil: suele tardar de 3 a 6 meses. Sin embargo, en un plazo no mayor a los 30 días de iniciarse el trámite, el derecho vulnerado queda protegido de manera provisional gracias a la medida cautelar. Esto evita la postergación del tratamiento y el consecuente deterioro en la calidad de vida del demandante.

¿Dónde consultar por amparos de salud?

Si considerás que tu derecho a la salud no está siendo respetado, no dudes en contactarte con el Estudio Jurídico Mogliani. Somos un equipo de abogados con una reconocida trayectoria en el rubro que ofrece asesoría jurídica de calidad fundada sobre tres fuertes pilares: firmeza, franqueza y confianza. Firmeza para no dar un paso atrás cuando la ley nos ampara. Franqueza para exponer al cliente sus posibilidades reales de éxito, sin rodeos ni eufemismos. Y por encima de todo, confianza, porque estamos convencidos de que una actitud cercana y transparente es el punto de partida para resolver cualquier conflicto.

¡Consultanos, vos también tenes derecho!

Otros Artículos

Consultá hoy un Abogado