Blog

Los 8 accidentes laborales más comunes en Argentina

Estos son los accidentes de trabajo más frecuentes en nuestro país.

Los 8 accidentes laborales más comunes en Argentina

Cuando hablamos de accidentes laborales casi siempre pensamos en sectores como la construcción, la industria o el transporte. Esto no es un error: en Argentina se registran dos accidentes laborales mortales por día vinculados a ellos.

Se considera accidente de trabajo a todo acontecimiento ocurrido por el hecho o en ocasión del trabajo, o en el trayecto entre el domicilio del empleado y el lugar físico donde trabaja (in itinere).

Las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo deben indemnizar a los trabajadores en caso que exista un accidente laboral.  Por eso, es muy importante que avises que sufriste un accidente de trabajo, des aviso a tu empleador, quien tiene la obligación de denunciarlo ante la Aseguradora de Riesgos del Trabajo.

Cabe destacar que esta realidad ocurre siempre y cuando se trate de una relación laboral formal. Hay relación laboral cuando una persona en forma voluntaria y personal desarrolla tareas para otra persona física o empresa, bajo su dependencia, recibiendo una remuneración a cambio.

La Ley de Contrato de Trabajo presume que si se cumplen las condiciones anteriores, aun cuando las partes -trabajador y empleador- no celebren un contrato de trabajo por escrito, existirá una relación de trabajo, generándose para ambas partes todos los derechos y obligaciones propios de ella.

En caso de que la ART rehúse a hacerse cargo de las consecuencias del accidente de trabajo, que niegue su carácter laboral, en caso de que otorgue el alta médica sin ninguna incapacidad, o con una incapacidad inferior a la real, debés asesorarte con un abogado. Conocer cuáles son tus derechos es tu obligación.

Accidentes laborales en nuestro país

Buenos Aires es la provincia con mayor porcentaje de incidencia de accidentes laborales con el 40%, mientras que Formosa es la más baja, con el 0.4%.

Para el caso de los accidentes con secuelas, que va desde 20% de incapacidad, se informaron 32.107 totales denunciados y, para el caso de una incapacidad de 50% y menos de 66%, se informaron un total de 33 casos, siendo la edad promedio en general de los accidentados de 37 años.

En total se registraron 416 decesos, 95.259 Accidentes in itinere, 8.034 casos de actuaciones judiciales notificadas, 13581 casos de enfermedades profesionales y 9 decesos para el sector de casas particulares a nivel nacional.

El 65% de los accidentes son menores, no son graves, suponen pocos días de ausentismo.

A continuación, los accidentes de trabajo más frecuentes:

  • Tropezones y golpes por caídas.
    Pueden ocurrir accidentes laborales tanto por caídas en alturas como caídas en el mismo nivel.

    Cuando se trabaja en altura, las probabilidades de una caída fatal aumentan. Las caídas desde escaleras son las más comunes, pero las caídas desde andamios y otras plataformas en altura son potencialmente mortales.
     
  • Desgarros musculares.
    Los músculos tensos son otra lesión común relacionada con el trabajo, ya que cualquier persona que levante objetos pesados en el trabajo probablemente corre el riesgo de sufrir un desgarro. Las lesiones de espalda y cuello son las más comunes: son las que más tensión reciben mientras se trabaja.
     
  • Ser golpeado por objetos que caen.
    Cuando suceden este tipo de accidentes, generalmente la víctima es tomada desprevenida.
     
  • Choques y colisiones.
    El uso de vehículos especializados para la industria es una necesidad al momento de llevar a cabo las operaciones diarias de las empresas. Cuando el  manejo de estos equipos se hace de forma inadecuada, el aumento de los accidentes se hace presente.
     
  • Cortes y laceraciones.
    Todo tipo de instrumento con el que trabajamos puede dejar un corte doloroso. Desde sierras eléctricas hasta guillotinas de papel. Las causas más comunes de estas laceraciones incluyen la capacitación deficiente, procedimientos de seguridad inadecuados y no llevar la protección adecuada.
     
  • Inhalación de vapores tóxicos.
    Las personas que trabajan expuestas a productos químicos peligrosos corren el riesgo de reacciones en la piel o los ojos, así como lesiones más graves cuando se exponen a ellos sin protección.

    El equipo de protección, es indispensable en estas situaciones, por lo que los empleadores deben asegurarse de proporcionar a los trabajadores el equipo que necesitan para evitar la exposición peligrosa.
     
  • Quemaduras provocadas por incendios y contacto eléctrico.
    Si bien no es tan común que ocurra, es importante estar prevenidos. Los extintores, pasillos de evacuación y salidas de emergencia deben estar libres de obstáculos.
     
  • Fatiga postural.
    La contracción muscular mantenida durante horas, asociada a la inmovilización de los segmentos corporales en determinadas posiciones, puede incidir en los dolores y trastornos musculares. La contracción muscular prolongada origina una dificultad circulatoria a la zona, causa de la fatiga muscular y demás trastornos.
     

Si sufrís algún accidente mientras estás trabajando y necesitas asesorarte, comunicate con nosotros. Es importante que antes de iniciar el reclamo por un accidente de trabajo, aclares todas las dudas posibles y conozcas con certeza cuáles son tus derechos. Tenemos un equipo de profesionales dispuesto a ayudarte.

Otros Artículos

Consultá hoy un Abogado

Consultar por whatsapp